Archivo de la categoría: Arte-Rock

El arte del plagio en el rock (2)

descargaEs tiempo de volver a revisar algunas grandes imitaciones de la Historia del Rock. No mal interprete nadie mis palabras, pues, como decía en la primera parte de El arte del plagio en el rock, copiar, en cierto modo, ha sido una de las maquinarias de la evolución artística. Pero hay quien lo hace con acierto, reinventando, regenerando ideas, y quien lo hace de manera vulgar, «fusilando» el original sin vergüenza ninguna.

Aquí, nuestra segunda oferta de plagios más o menos disimulados en el rock. En primer lugar el copiador y después el copiado.

Iron Maiden  contra Beckett

Pues sí, la (quizá) banda más grande del heavy metal tiene sobre sus hombros una historia de plagio. Después de años de litigio resolvieron (con dinero) la demanda por la canción Hallowed be thy name. Al parecer reproduce partes casi idénticas de un tema de Beckett titulado Life’s shadow. Por si hay dudas, Rod Smallwood, manager de Iron Maiden, lo fue antes de Beckett.

Mago de Oz contra Labanda

Los archifamosos Mago de Oz han sido acusados de hacer homenajes más o menos discretos en casi todos sus discos. Entre eso y las versiones parece que se hayan olvidado de componer sus propias canciones. Sin quitarles mérito alguno (por aquí nos gustan), la canción Molinos de viento, de La leyenda de La Mancha, no disimula su ¿inspiración? desmedida en Un camino de cerveza del Fiesta campestre (rockmería) de Labanda (a partir de los 30 segundos).

Pink Floyd contra Van Morrison

Parece una blasfemia acusar de plagio a Pink Floyd, pero debéis escuchar las dos canciones. Difícil entender que David Gilmour (responsable del riff de guitarra) no hubiera escuchado Almost Independence Day de Van Morrison cuando componía Wish you were here más o menos a medias con Roger Waters. Aunque el tema de Van Morrison evoluciona de manera distinta al de Pink Floyd hay de dónde sacar «parecidos razonables». Ahí dejo las dos.

Nirvana  contra Killing Joke

Uno de los singles más vendidos en su año, Come as you are, de Nirvana, se basa en un riff de guitarra y un arreglo bastante ¿similar? al tema Eighties de Killing Joke. Tras un poco de polémica (y quizá un arreglo económico) la versión oficial de Nirvana defendía que Kurt Cobain se había inspirado en Eighties para lograr el riff de Come as you are pero dándoles un pulso lento, una inspiración, vaya. Aquí os los dejo.

Sam Smith contra Tom Petty

El cantante Sam Smith no es precisamente conocido por estas páginas, pero tuvo varios números uno y alcanzó a ganar un Grammy por su canción Stay with me. Grammy que tuvo que compartir con Tom Petty y Jeff Lynne meses después porque, efectivamente, su canción estaba «inspirada» en I won’t back down (¿nadie se había dado cuenta antes?). Al final Tom y Jeff acabaron registrados como co-autores de Stay with me. ¡El único Grammy ganado por Tom Petty!

Radiohead contra The Hollies

Este es curioso. La canción que hiciera populares a Radiohead en 1992, Creep, la que, posiblemente, les dio el sustento para desarrollar su carrera los siguientes años, acabó en los tribunales. Albert Hammond y Mike Hazlewood, miembros de The Hollies, encontraron similitudes con su The air that I breathe. Tom Yorke se vio obligado a compartir los créditos de Creep con ellos. Algo habría de cierto, ¿no?

The Beatles contra Chuck Berry

No se escapa nadie. Chuck Berry encontró similitudes entre su canción You can’t catch me y la compuesta por John Lennon titulado Come together. Después de un tira y afloja, Lennon acabó reconociendo su culpabilidad. Como parte del acuerdo, acabó grabando Rock N’Roll en 1975 con versiones de Berry, incluida, curiosamente, ese You can’t catch me.

Miguel Bosé contra T-Rex

Esta también resulta curiosa. Un jovencísimo Miguel Bosé bailó y cantó hasta la saciedad Super Superman en 1979 haciéndose famoso. El trampolín, vaya, de su larga carrera. Pues resulta ciertamente parecida a Telegram Sam de T-Rex (que a su vez se parece a su propia Get it on, todo hay que decirlo). Ese ritmo, esa melodía, ese arreglo…

 

 

Y aún hay más, ¡advertimos que habrá tercera parte!

El arte del plagio (en el rock)

Y el título no es un error: el arte es un plagio y el plagio es un arte. También en el rock. La Historia de la música ha evolucionado mediante el copieteo, el reciclaje, la revisión de métodos y estructuras anteriores y, claro, la creación absolutamente original. El plagio surgió con la propiedad privada y los derechos de autor. Dicho esto, hay algunos «homenajes» casuales, otros «robados» y la mayoría indiscretos, cuando menos. Pero ¿qué es plagio? dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul… plagio ¡eres tú!

En fin, como listas de plagios hay muchas yo aquí he seleccionado algunos curiosos, raros o tan indisimulados que dan hasta pena. ¿Qué hace un roquero de pro copiando a un cantante brasileiro? ¿Y un grupo de moda adolescente fusilando un éxito masivo de los ochenta? Espero que te lleves alguna sorpresa. Primero pongo el vídeo copiado y luego el copiador.

Agrega en los comentarios tus plagios preferidos del rock.

Y recuerda: robar está muy feo.

Metallica contra Excel 

Las similitudes entre el mega-éxito Enter sadman y le tema Tapping into the emotional void de una banda undergruound como Excel llaman mucho la atención: riff principal, entrada y parte del puente.

Rod Stewart contra Jorge Ben

Que el bueno de Rod se apoderara de la melodía vocal de un tema desconocido de un cantante brasileño de título Taj Mahal hubiera quedado en una fruslería si la canción no se hubiera conocido en todo el mundo. Si comparáis la de Jorge Ben a partir del segundo 50 queda todo dicho.

One Direction contra Def Leppard

En la búsqueda de plagios raros o poco conocidos he encontrado que la banda pop de moda One Direction está a la cabeza de los últimos homenajes no autorizados. Me quedo con este, donde fusilan de manera poco disimulada el éxito Pour some sugar on me de los también británicos Def Leppard en su canción Midnight memories. Si hasta el vídeo le da un homenaje…

Tom Petty contra Red Hot Chili Peppers

Si la copia se toma con humor y se arregla con unos eurillos fuera de las cámaras y las redes sociales, tanto mejor. El bueno de Dani California se inspiró en Mary Jane’s last dance. Aunque intentaron arreglarlo, la melodía y el ritmo se parecen mucho, mucho.

Buckcherry contra KISS

Para qué componer un riff bueno para Lit up si podemos copiarlo. Descarado homenaje a la guitarra de Ace Frehley en Shock me.

Green Day contra The Kinks

Si coges el ritmo y el riff de Picture book y le cambias la letra y la melodía vocal compones un tema nuevo, por ejemplo Warning. Casi da risa. A veces el problema está en la poca oreja y en la cada vez más lamentable incultura musical. Del oyente, digo.

Coldplay contra Joe Satriani

De verdad, en todos lados hay donde rascar. Se libran pocos grupos. Los archi-admirados Coldplay se sacaron de la manga un single de título Viva la vida que se pega a la melodía y al ritmo de If I could fly de Joe Satriani. Vaya, que le han puesto letra al instrumental del virtuoso guitarrista.

Jet contra Iggy Pop

Esta no iba a ponerla por que resulta muy conocida pero me ayudó a ganar una apuesta. Iggy Pop renacido en Trainspotting no se olvida fácilmente. El riff y parte de la estrofa coinciden, además del descaro del ritmo inicial y la línea de bajo. Inspiración.

Led Zeppelin contra el mundo

Una de las bandas siempre bajo sospecha, llena de pleitos por sus continuos homenajes. Algunos temas han cambiado de autores tras las decisiones de los jueces, otras no. La (quizá) banda más grande del rock pasa por ser la gran plagiadora (por ahí anda Oasis midiéndose de igual a igual). Os dejo este pequeño vídeo que explica bien la diferencia entre plagiar sin arte y el arte del plagio.

Las portadas de Roger Dean

roger-dean-1

Las portadas de Roger Dean

Uno de los artistas gráficos más influyentes en las portadas de los setenta con sus dibujos llenos de fantasía y un juego especial con los contrastes y las figuras. Dean mezcla personajes fantásticos en mundos irreales para trasladarnos imágenes impactantes de extraña belleza.yes-fragile-roger-dean

Su obra más famosa ilustra las portadas de Yes y Asia. Comenzó con la portada de Fragile (1971), diseñando el logo de la banda un año después para el álbum Close to the edge. Alargó su mano los siguientes discos con paisajes cada vez más oníricos y sorprendentes. Los miembros de Yes y sus reencarnaciones posteriores también contaron con su pluma: Steve Howe en solitario, la reunión de 1989 con Bruford, Wakeman Anderson y el propio Howe o las portadas de Asia.

A otra banda grande como Uriah Heep les realizó las icónicas Demons and wizards (1972) y The magician’s birthday (1972).

uriah-heep-the-magicians-birthday-roger-dean

Su primera portada prácticamente se la robó el manager de la banda Gun para el debut de 1968 del mismo nombre, tras ver los bocetos que Roger tenía. Antes de alcanzar la fama con Yes y Uriah Heep dibujó otras muchas, entre las que destacan los elefantes con alas de osibisa-osibisa-roger-deanmariposa en la portada de Osibisa (1971), el pulpo gigante del Octopus (1972) de Gentle Giant o las naves espaciales del Nitro function (1971) de Billy Cox.

Aunque nunca ha dejado de diseñar para sus amigos del Universo Yes, lo cierto es que son raros sus originales para portadas de álbumes más allá de los años ochenta (se dedicó a los videojuegos, negocio de moda entonces). Si queréis un poco más de su arte, consultad su página en este enlace.

gentle-giant-octopus-roger-dean

 

 

Las portadas de Don Brautigam

Don Brautigam

 

Las portadas de Don Brautigam

Ilustrador polifacético, se forjó oficio en portadas de libros para diversas editoriales en el campo del misterio y la ciencia ficción (Stephen King, Dean Koonz, Robin Cook). Sus primeros pinitos en la música los encontramos a finales de los setenta con ocasionales portadas de jazz. Sin embargo, tras un par de escarceos roqueros, Elektra le hizo dos encargos que cambiarían su cuenta bancaria. El primero, para el debut de Metal Church (The dark) y el segundo para el mega-álbum Master of puppets de Metallica. Tal fue el impacto de la portada que varias «majors» decidieron picar. Su mayor cliente, la banda neoyorquina Anthrax, a quienes diseñó Among the living, State of Euphoria y Persistence of time.

don-brautigam

 

Hasta mediados de los noventa trabajó para Testament (The ritual), AC/DC (The razor’s edge), White Lion y Mötley Crüe (Dr. Feelgood) entre otros muchos. El negocio decayó, llegaron las nuevas tecnologías, las portadas pasaron a mejor vida y él volvió a sus libros. En su página puedes repasar gran parte de su obra, pinchando en este enlace.

Testament

 

 

Revisa otras historias en nuestra sección Arte-Rock:

Ed Repka: el rey de las portadas del thrash metal.

ed-repka2

Ed Repka: el rey artista del thrash metal.

Un ilustrador inusual que se hizo un hueco entre los músicos de thrash metal de la Bay Area de San Francisco y los barrios de Nueva York en los años ochenta, en especial entre las bandas más radicales, aquellas que buscaron su estilo lleno de coloridos, esbozos del Apocalipsis y una macabra ironía de la imagen. De todas sus creaciones, la más conocida para el público lleva por nombre Vic Rattlehead: la famosa mascota de Megadeth salió de su cabeza y de sus pinceles.

Él mismo se define como el rey del arte en el mundo thrash. Pocos artistas han firmado tantas portadas en el género, desde luego. Grupos tan dispares como los propios Megadeth, Toxik, Massacre, Death, los punkpop No FX, Misfits, Venom o los zombies violadores de Merciless Death.

ed-repka

En España también ha hecho sus pinitos con la portada del Calles de fuego de Wild. Actualmente, dirige su propia empresa de diseño muy enfocada a la creación de juguetes diabólicos y criaturas abyectas. Sigue haciendo portadas sin perder su estilo dismórfico y agresivo. Ed Repka, un loco del color y el thrash metal.

ed-repka3

Derek Riggs: más allá de Iron Maiden

riggs6

Derek Riggs: más allá de Eddie

Si en el mundo del heavy metal hay un ilustrador archiconocido ese es Derek Riggs. Solamente por haber creado a uno de los bichos más famoso, imitado, adorado y tatuado: Eddie the Head, la mascota de los británicos Iron Maiden. Derek se convirtió en el dibujante de cabecera de la banda desde sus primeros singles. De manera ininterrumpida realizó posters, portadas, libretos, banderas y cualquier cosa que Iron Maiden necesitaran, incluso colaboraba en la concepción de los escenarios de las giras. Esta relación se rompió a principios de los 90, en parte por la mala relación personal/artística del dibjante con algún miembro del grupo. Desde entonces ha realizado algunas colaboraciones pero sin continuidad (por ejemplo, la portada del álbum Brave New World o la del recopilatorio Somewhere back in time del 2008).

 

Derek_Riggs

 

Pero este tipo también repartió sus pinceles (y su ordenador) por otro buen puñado de portadas, algunas de las cuales no desmerecen las de Iron Maiden. El cantante de la banda, Bruce Dickinson, le buscó para su Accident of birth. Ilustró el Infinite de Stratovarius y dos miembros del grupo, Timo Kotipelto y Timo Tolkki, le buscaron en sus proyectos en solitario. Hizo una estupenda portada para uno de los mejores discos de Gamma Ray de título Powerplant. También ilustró el disco de Valhalla titulado Once upon a time…

Tuvo una historia curiosa con los grupos Ñu y Saurom. Hace años, para el álbum Réquiem de los primeros, la compañía de discos pagó a Derek por una portada que no gustó (parece ser que al propio Jose Carlos Molina) y se guardó en un armario. Tiempo después, para el álbum de Saurom (entonces Saurom Lamderth) titulado El guardián de las melodías perdidas, aprovecharon el dibujo. En la página de Riggs aún enarbola el logo de Ñu que, según él, rediseñó. Ahí os dejo ambos.

Derek1

Derek logo1

 

 

 

Todd McFarlane: portadas y vídeos en el rock.

3655787-todd-mcfarlane-spawn

Todd McFarlane: portadas y vídeos en el mundo del rock.

El genio creativo de Todd McFarlane (Calgary, Canadá, 1961) explotó en la década de los noventa con uno de los mejores cómic de la época: Spawn. A partir de este éxito, popularizó cada vez más su arte gráfico hasta conseguir rentabilizarlo como pocos dibujantes: su línea de juguetes (McFarlane Toys) factura millones de dólares por todo el mundo y se ha convertido en una referencia en el mundo de la música.

Además de esta evidente conexión, McFarlane se ha arrimado a los músicos mediante portadas y videoclips. Aquí os presentamos una pequeña selección de esos trabajos.

Las portadas que McFarlane ha realizado no carecen de su sello, rememorando al personaje que le hizo famoso en alguna ocasión. Así, las portadas para Disturbed, con la colaboración de su fiel Greg Capullo, tienen clarísimas reminiscencias; lo encontramos en Ten thousand fists (2005) e Indestructible (2008). Unos años antes, en 1996, Iced Earth utilizaron una ilustración del cómic Spawn para la portada de The dark saga, inspirada, directamente, en la iconografía del dibujante. Otro conocido trabajo de la pareja McFarlane/Capullo la encontramos en el álbum de Korn titulado Follow the leader (1998).

DisturbedMcFarlaneCapullo
kornfollowflag

Con su productora audiovisual se metió en la realización de videoclips antes de darse cuenta de que lo suyo era el merchandising y forrarse. Nos ha dejado los vídeos de Do the evolution de Pearl Jam, Freak on a leash de Korn y Land of confussion de Disturbed. Aquí os los pincho.

Pearl Jam – Do the evolution 

Korn – Freak on a leash 

Disturbed – Land of confussion

En este blog disfrutamos de la mezcla de arte visual y música rock. Échale un ojo a nuestros artículos sobre Arte-Rock:

Las portadas de Judas Priest

Pacific Eye&Ear: fabricantes de portadas míticas.

Storm Thorgerson, creador de portadas.

Pacific Eye&Ear: fabricantes de portadas míticas.

AA billion-dollar-babies

El arte en portada: Pacific Eye&Ear

Ernie Cefalu fundó la «Pacific Eye&Ear» en 1972 para dar rienda a su devoción por el arte y al negocio lucrativo de las portadas musicales en aquellos años dorados del rock. El tipo ya venía de trabajar con grandes como Rolling Stones (Sticky Fingers) o Grand Funk Railroad. Durante los siguientes quince años se rodeó de excelentes ilustradores para diseñar un total de 194 portadas, algunas míticas por sí mismas y otras porque adornaban un álbum que ha trascendido por su contenido musical. Tras este periodo, amplió la empresa, le cambió de nombre y se dedicó, principalmente, a la publicidad y la imagen de grandes marcas (y aquí no hacemos publicidad, así que a investigar).

Alice Cooper fue uno de los clientes que más fama le dio. La compañía de Ernie cambió la forma de empaquetar la música a través de Killer, School’s out (un pupitre que se abría) o Billion Dollar Babies (una cartera de piel). Aerosmith, Black Sabbath, Iron Butterfly, Bee Gee’s o Black Road Arkansas, así como gran cantidad de músicos de Jazz.

Aquí va nuestra pequeña selección del arte en las portadas de Pacific Eye&Ear.

 

Alice Cooper – Welcome to my nighmare – 1975

AA alice-cooper-nightmare

 

Canned Heat – One more river to cross – 1973

AA

 

Kantner,  Slick and Freiberg – Baron von Tollbooth & the Chrome Nun -1973

AA baron-von-tollbooth-20

Black Sabbath – Sabbath Bloody Sabbath – 1973

AA2AA sabbath-bloody-sabbath

Aerosmith – Toys in the attic – 1975

AA1

AA toys-in-the-attic

 

Las portadas de Judas Priest

Judas-Priest

Las portadas y los portadistas de Judas Priest

A lo largo de casi 40 años, los británicos Judas Priest han editado 16 álbumes con sus correspondientes portadas. Lo curioso es que, a pesar de las cuatro décadas, la mayoría de este arte ha sido responsabilidad de tan solo cuatro personas.

Roslaw Szybo nació en Polonia allá por 1933 y tras mucho traqueteo por el mundo aterrizó en la CBS como artista y diseñador, primero, y como director artístico, después. Permaneció currando para la compañía desde 1972 hasta 1988, periodo en el que de manera directa o indirecta sacó adelante casi 2000 portadas. Se encargó de todas las portadas de Judas Priest desde Sin after sin (1977) hasta Point of entry (1981). También le debemos el diseño del logo clásico de la banda.

Portadas Judas Priest 1

Otro personaje fundamental fue Doug Johnson. Pintor, cartelista y, en definitiva, ilustrador, Doug diseñó tres de las más famosas portadas de la banda: Screaming for vengeance (1982), Defenders of the faith (1984) y Turbo (1986). ¿Quién no se impresionó con Hellion, el águila mecánica, cayendo del cielo? ¡Y esa mezcla de gato salvaje y tanque, el Metallian! Buena parte de su obra puede consultarse en este enlace

Judas Priest Doug Johnson Portada

El tercero en discordia se llama Mark Wilkinson y dedicó buena parte de su trabajo a las portadas de Marillion y Fish. Para Judas realizó tres trabajos: el puño azul que cae del cielo en Ram it down (1988), el ángel metálico con su moto-dragón en Painkiller (1990) y el Jugulator (1997). Dale un vistazo a su página web, impresionante. También encontrarás su firma en portadas y pósteres de Iron Maiden (The wicker man), The Darkness o Bon Jovi, entre otros.

Judas Priest portada Mark Wilkinson

 

El cuarto elemento en realidad apareció en primer lugar. John Pasche diseñó las portadas de los dos primeros álbumes: Rocka Rolla (1974), con la famosa chapa, y Sad wings of destiny (1975), aunque la pintura original corresponde a Patrick Woodroffe. El currículum de este hombre sobrepasa este blog y su relación con Judas fue más casual que otra cosa, pues se encargaba del departamento artístico de la compañía de discos. El diseño más famoso de este tipo lo realizó para The Rolling Stones: la famosa boca con la lengua.

Storm Thorgerson, creador de portadas.

Thorgerson

Storm Thorgerson, creador de portadas

Hace pocos días fallecía este tipo, alma y cerebro del estudio de arte Hipgnosis, empresa de diseño que nos regaló algunas de las mejores portadas de la Historia del rock, desde A saucerful of secrets de Pink Floyd hasta la última que oficialmente realizó el estudio, Coda, de Led Zeppelin.

La compañía nació en 1967 en el West End londinense a medias entre Torgerson y su amigo Aubrey Powell. Al poco, otro colega de correrías juveniles, Syd Barret, les encargó la portada del segundo trabajo de Pink Floyd. Tal fue el impacto que comenzaron a recibir multitud de ofertas y pedidos, convirtiéndose en una referencia en el género.

Hipgnosis3

Thorgerson presumía de haber realizado todas y cada una de las imágenes «de verdad, sin trucos». Lo que se veía estaba allí; obviamente realizaban montajes, collages y coloreaban las fotos, pero nunca utilizaron trucos de estudio o de ordenador.  El arte de la imagen era como el sonido de la canción, tenía que comunicar algo, narrar una historia. Una playa llena con doscientas camas un fin de semana para A momentary lapse of reason de Pink Floyd, se viaja a una recóndita costa irlandesa para fotografiar a unas niñas para la portada del Houses of the holy de Led Zeppelin… ¡lo que sea por el arte! Y si hay que fotografiar mil veces a una vaca para conseguir la foto perfecta, se hace.

Hipgnosis1

Led Zeppelin, Black Sabbath, Rainbow, Paul McCartney, Yes, Génesis, todos buscaban ese toque especial que vendía tantos discos como la propia música. El concepto se fue agrandando, y se encargaban del interior, del embalaje, hasta de la publicidad.

En 1983 Hipgnosis desapareció y dejó paso a Green Back Films, donde Storm trabajó como director de videoclips y portadista. Poco después, Thorn se montó por su cuenta. Sus últimos trabajos, las portadas del New Horizon de The Answer y del Only revolutions de Biffy Clyro.

Hipgnosis2

Un homenaje a un artista peculiar que definió a lo largo de cuarenta años de trabajo una forma de entender la imagen y, cómo no, la música.