Archivo de la etiqueta: Genesis

Pistolas y robos: Canciones sobre atracos y atracadores.

Desde el violento atracador que arma en mano entra en el banco, hasta el cerebro que organiza el atraco del siglo; desde el fugitivo que atraviesa el desierto de pueblo en pueblo, hasta el ladrón de la tienda del barrio. Incluso el que hurta ropa interior. Todos tienen su canción. Y aquí, entre pistolas, rejas y fajos de billetes, repasamos unas cuantas de nuestras canciones favoritas sobre atracos y robos.

…dale al play.

Burning – Esto es un atraco

Con su chupa de cuero y sus gafas de rock y la «recortá» sale a la calle a cometer un atraco. «Esto es un atraco nena/ya no ocurrirá jamás/si este sale me retiro». Pero suenan las sirenas de la policía… Inolvidable tema del Noches de Rock’n’roll de 1984.

The White Buffalo – Robbery

Con los colegas, una 44 y mucha prisa: «Get your ass on the floor, boy/this is a motherfucking robbery». El atraco iba bien hasta que un poli os ve huyendo. Velocidad, olor a goma quemada y un balazo reventando una rueda. Correr, correr, pero «there ain’t nowhere to hide, son, you are surrounded». Con su particular estilo, Jake Smith (el búfalo blanco) narra esta odisea moderna a punta de pistola en su Darkest Darks, Lightest Lights de 2017.

The Steve Miller Band – Take the money and run

En una historia muy Bonnie and Clyde, Mr. Miller canta «Billy Joe shot a man while robbing his castle/ Bobbie Sue took the money and run». Pero el detective Mack va tras la pista de los ladrones. Excelente y pegadizo estribillo para una joyita del Fly like an eagle de 1976.

Ramoncín – Atracador

«Ojos duros, gesto sin compasión/en un instante todo puede cambiar». Las balas que buscan el corazón están presentes en este atraco de (aparente) final sangriento. Nunca hay un último golpe, salvo que la vida se acabe. Ramoncín lo canta en La vida al filo (1986).

Genesis – Robbery, assault and battery

Con una intrincada estructura y el protagonismo de los teclados, la banda británica narra un robo de diamantes que salió regular: «the alarm had been sounded, he was completely surrounded/ but he had some more tricks up his sleeve». Muy teatral, aparece en el álbum de 1976 A trick of the tail.

Johnny Cash – One piece at a time

Pero no todos los atracadores cargan el revolver o se lanzan a un cara a cara contra la policía. Cash narra en esta canción de 1976 cómo puede construirse un «psycho-billy Cadillac» robando pieza a pieza de la misma fábrica: «one day I devised myself a plan/that should be the envy of most any man». La paciencia del protagonista le permitió construir el coche más raro de la historia a lo largo de veinte años de saqueo; un aspecto pintoresco debía tener el auto, desde luego.

Lenny Kravitz – Bank robber man

Con un riff goloso y repetitivo, Kravitz cuenta el día que le detuvo la policía creyendo que había atracado un banco: «Just then the officer at hand said/I don’t give a damn that you are in a rock and roll band». Suenan las sirenas, ¡aquí todas las unidades! Tengo al atracador… ¿equivocado? Entretenido y veloz tema del sexto álbum del guitarrista, titulado Lenny (2001).

Joaquín Sabina – Pacto entre caballeros

Basado, según su autor, en hechos reales, compuso Sabina este rock para su Hotel dulce Hotel (1987) recordando a los tres chicos que le reconocieron cuando intentaban quitarle el reloj y la cartera. «Este encuentro hay que mojarlo con jarabe de litrona». Y se lo llevaron de fiesta a una barra americana y le presentaron a «Maruja la cachonda». Una historia con final feliz.

Alabama 3 – Have you seen Bruce Richards Reynolds

Pocos atracadores tan famosos como este, cerebro del famoso robo al tren de Glasgow. ¿Has visto a Bruce Richards Reynolds? Estamos buscándole pero «He’s a mastermind you know/Just walking through the walls of jails and letting his firm go». Imposible no elegir esta canción entre todas las inspiradas en el tema, porque el propio Bruce Reynolds tiene un papel estelar. No en vano, su hijo forma parte de Alabama 3. Del álbum de 2005 Outlaw.

The Clash – Bankrobber

Con su característico estilo, Joe Strummer nos cuenta que su padre fue un ladrón de bancos » but he never hurt nobody/he just loved to live that way/and he loved to steal your money «. Orgulloso del oficio. Grabada como single en 1980 y titulada Bankrobber, aparece en el recopilatorio de rarezas y caras B titulado Black market clash con su propia versión dub de título Bankrobber/robber dub.

Jane’s Addiction – Been caugh steeling

El lujo de reconocer el hábito del robo y sentirse orgulloso por ello de nuevo: «I enjoy stealing/It’s just as simple as that». Y no lo hace solo, porque su novia también se anima: «my girl, she’s one too/she’ll go and get her a shirt/stick it under her skirt». En 1990 estos tipos lo grabaron en el polémico e irreverente Ritual de lo habitual.

Gabinete Caligari – Lo mejor de ti

Y para terminar esta colección, una copla de robos raros. «Con lo mejor de ti/un mundo nuevo me construí/a fuerza de reunir/objetos que robé de ti.» Aunque la historia terminó, «la mejor de tus prendas/guardo en un altar» y con esa prenda «juego a recordar». La vida obsesionada de Jaime Urrutia a través de las posesiones robadas a una persona ¿amada? y perdida. Del álbum Cien mil vueltas, publicado en 1991.

Y la lista es interminable… ¿Cuál hemos dejado fuera?

Sexo en el rock (10): travestismos y transexualidades

images

Sexo en el rock: travestis y transexuales

La vida de nuestros músicos discurre en ocasiones por caminos extraños, distintos a lo que la «class media» está acostumbrada a sobrellevar. Bien por sus costumbres sexuales, por acontecimientos ocasionales o por extrañas circunstancias que bien explican en sus canciones, nuestros artistas han compartido experiencias con travestis y transexuales. Aquí os dejamos una pequeña selección.

Lola – The Kinks

La más famosa, quizá, y una de las más emblemáticas canciones sobre el tema. Cuenta la experiencia del manager del grupo con una amiga-amigo: «I can’t understand why she walked like a woman and talked like a man»

Aerosmith – Dude (looks like a lady)

En 1987, dentro del Permanent vacation, el bueno de Steven Tyler nos cuenta una experiencia que compartió con algunos miembros de Mötley Crüe en un bar… parecían chichas, pero…

Los Piojos – Go negro go

En el álbum Azul de 1998 se encuentra esta canción ambigua sobre el amor, el sexo y una mañana complicada…

Pink Floyd – Arnold Layne

El primer single de la banda nos cuenta la historia de un travesti que roba ropa a otras chicas… Psicodelia travestida…

David Bowie – Rebel rebel

Bowie dedicó varias canciones al tema. Esta nos gusta especialmente.Single del excelente Diamond dogs con un riff impresionante, nos habla de la disparidad de género del protagonista «You got your mother in a whirl / She’s not sure if you’re a boy or a girl»

Alarma!!! – Reina de neón

«Un rostro anónimo entre tanta gente(…) pero él se cree la reina de neón» y es que «camina indiferente/por la acera de enfrente». Una canción sobre la falta de amor, la búsqueda de uno mismo y la imposible adaptación. Del debut de Alarma!!! allá por 1984.

Lou Reed – Walk on the wild side

Otro clásico narrador del travestismo y la transexualidad, Lou cantó en solitario (Candy says) y con The Velvet Underground sus experiencias emocionales y sexuales con travestis. Convivió muchos años con uno de ellos. Del álbum Transformer, producido por el anterior David Bowie.

Piel de Serpiente – El Edén

La típica historia. El sino de este tipo es la fiesta y el alcohol. Una noche se ligó a una mujer que no era lo que él esperaba. Aún así…

Manic Street Preachers – Born a girl

Esta canción trata más del desajuste con el sexo físico que sobre los propios encuentros sexuales. Aun así, una canción idonea para esta lista. Su protagonista canta «And I wish I had been born a girl instead of what I am/ a mess of a man».

Genesis – Invisible touch

No tengo claro si es mi interpretación, pero Collins canta «she seems to be an invisible todger» y, la verdad, todger se traduce como «pene», si me entendéis. Así que, escuchada desde ese «toque invisible» la canción toma un nuevo sentido…

Scorpions – He’s a woman she’s a man

El batería de la banda alemana, Herman Rarebell, cuenta una experiencia que tuvo en el barrio Rojo de París durante una gira. Apareció en su séptimo disco, el imperdible Taken by force.

Tam Tam Go – Manuel Raquel

En su primer largo, esta banda extremeña incluye una excelente historia de ambiguedad, la de Raquel atrapada en el cuerpo de Manuel y su pequeño suicidio.

Recordando a Bill Bruford

billbruford

Bill Bruford, batería

Quizá si eres adicto al progresivo y a los clásicos del género te pongas bizco al dedicar un artículo a Bill Bruford  y comenzar diciendo que es un tipo casi desconocido. La realidad es así de dura: Bruford tiene su hueco en la Historia del rock como músico de bandas míticas, pero su momento de gloria no le ha permitido alcanzar el Olimpo del mainstream. Aún con esas, la carrera de Bill merece un recordatorio ¡y para eso estamos!

Su época dorada se enmarcó entre 1968 y 1974, primero con Yes y después con King Crimson. Tocó en los cinco primeros discos de los británicos Yes, incluyendo el estupendo Close to the edge (72), su última aportación a la banda en casi veinte años. Volvió para grabar el álbum Union (91) y aguantó el correspondiente tour.bruford4

En King Crimson aguantó un par de años, hasta que Robert Fripp deshizo el grupo. Grabó en tres álbumes, destacando Red (74). Se rejuntó en los ochenta (con Fripp y el bajista Tony Levin) para grabar tres álbumes y girar, con cierto éxito, y de nuevo a mitad de los noventa para un álbum en estudio y dos directos.

Si este currículum ya es suficiente, formó parte de Genesis en 1976 durante la gira de A trick on the tail. Se le escucha en el directo Seconds out. En medio de todo esto, le dio tiempo a tocar con bandas de la época como Gong, UK o National Health. A finales de los setenta formó su propia banda con el poco original nombre de Bruford: tres años de grabaciones y giras y tres discos dejó como legado. Su otro gran proyecto personal llevó por nombre Earthworks, un combo de jazz electro-acústico que mantuvo entre su segunda aventura con King Crimson y el retorno de Yes en los noventa.

Se ha mantenido conectado de manera intermitente con la música hasta bien entrado el siglo XXI, como músico de estudio y en colaboraciones puntuales. Ya va para sesenta y cinco años y el cuerpo no es lo que era. Cuarenta años de carrera, tres hijos, dos gatos y una casona en las montañas de Surrey como currículum extra.  Por cierto, gran defensor de la percusión electrónica: le gustaba comparar las distintas baterías con las distintas guitarras… ¿por qué es mejor una acústica que una eléctrica? Cuestión de gustos, estilos y sensibilidades. Gran baterista, gran artista.

Yes – And you and I

Descubre a otros Casi Famosos de nuestro rollo: